Ahora deslízate profundamente en su vagina. Si ella chilla de placer, un tranquilo shh le recordará a tu encantadora dónde estás antes que aparezca un bibliotecario. Recuerda que el sonido viaja en grandes espacios. El tema no era trivial. Trabajaba con bastantes personas en el área de mercadeo sin poder prosperar en la pirámide corporativa por el hecho de que era incapaz de charlar con libertad. Pensaba que sus interlocutores notarían al saludarlo que se mojó la palma, resplandeció con el sudor la calva creciente, se dibujaron los contornos axilares y al sentarse a su lado sentirían el fragancia de pies húmedos. Un enjambre de dermatólogos y endocrinólogos nunca le diagnosticaron nada y, por supuesto, no tenían tratamiento que ofrecerle. Seguramente se ponían conforme con anticipación, pero insistía en luchar. Y las emociones cognoscitivas superiores que necesariamente precisan de los pensamientos y asociaciones del individuo para poder experimentarlas: Estas son el amor, el odio, el rencor, el resentimiento, el temor, la culpa, el orgullo, la envidia y los celos. Ahora, esto plantea un inconveniente. Si se supone que debes quererla por su mente y todavía no la has conocido, ¿de qué manera se supone que debes saber de qué manera es su mente? Acá está la táctica. Le haces una pregunta, cualquier pregunta: por ejemplo, ¿Qué hora es? o bien ¿Sabe por casualidad el nombre del cantinero (o del anfitrión de la celebración o del organizador del evento)? O pregúntale qué está tomando. Si es cerveza, puedes decir: Oh, ¿por qué razón te gusta Heineken (o lo que sea esté tomando)? Si es vino o una bebida mixta, pregúntale sobre eso. En otras palabras, haz una pequeña charla. Recuerda, no te está juzgando sobre lo que dices siempre y cuando no la involucre. Es cómo lo dices. Una mujer que hace de ese M.A.S. tradicional sus propios valores y lo encarna como su M.A.P., seguramente influida por el ejemplo de sus progenitores, puede tener, como marco de su conducta, a estimar a sus propios sentimientos de amor una proeza y siendo correspondidas también. En mi opinión, tampoco hace falta ser un especialista para poder servirse de esta modalidad de Lectura en Frío. Es suficiente con contar con ciertas nociones, saber sacarles partido a exactamente las mismas y hallar buenas formas de introducir la rutina. Hay infinitas formas de hacerlo, pero en ocasiones es suficiente contestar a algún comentario suyo con algo como. Cuando ya eran las 5 AM me percaté de que ya no quedaba casi absolutamente nadie, era hora de irse. Al despedirnos nos unimos en un beso perfecto, no existió ni gente ni música a mi alrededor, fue como hallar algo de mí que estaba perdido y nada nos ha separado hasta hoy. De este modo fue el comienzo de mi nueva vida, no solo en nuestras insesateces furtivas. Y nuestro amor sincero fue considerablemente más allá: ¡Nos casamos! Y formamos familia en una complicidad fantástica.

A lo que, el creador afirma: hay multitud de razones para ligar con guiris

Si bien los casos son siempre particulares, y estos números cambian conforme con lo que los actores y actrices están prestos a hacer, en promedio estos son los números que se pagan en la industria. Juzgar solamente por nuestra razón y por las apariencias la vida sexual de la humanidad no es legítimo. Lo correcto es tratar de aprender de todos y de nadie; estudiar sin implicarse personalmente en relaciones no pertinentes a nuestro destino. Y aprender no solo estudiando sino asimismo por lo experimentado. El conocimiento de la propia sexualidad permitirá, también, que pueda ejercerse un cierto control sobre el clímax. Esto es esencial en el caso del hombre, que acostumbra a ser (los datos científicos y los diferentes estudios lo revelan) el miembro de la pareja que más de manera rápida alcanza el clímax. La eyaculación precoz se halla más extendida de lo que a simple vista puede parecer y es uno de los grandes enemigos del orgasmo simultáneo. Con práctica y esmero el hombre puede aprender a supervisar su eyaculación. Eso le dejará esperar a la mujer y poder acompasar con ella su clímax. Una técnica respiratoria adecuada y una práctica reiterada de ejercicios Kegel le dejarán ese control eyaculatorio. Hay además de esto, mulas de dos patas que aprovechan todos y cada uno de los orificios y cavidades que tienen para transportar el rentable clorhidrato. Se forman a veces verdaderas recuas como esa que, proveniente de Pereira, alcanzó a ser atajada en El Dorado, que son consecuencia directa del gran consumo que existe en el mundo entero, demanda que está por fuera del control de Juan Manuel. La demanda en dólares no es una justificación pero sí es una explicación, y valga la ocasión para decir que se acostumbra a confundir a una con otra, de tal manera que los encartados emplean la causa como si fuera una eximente: Es que yo soy así o Hice eso pues necesitaba la plata. La propuesta de los creadores de Jiftip The Diktip no ha sido demasiado bien recibida por la comunidad médica. El primer argumento en contra que puede esgrimirse contra el Jiftip The Diktip es que no sirve para protegerse del contagio de las enfermedades de transmisión sexual. El Jiftip The Diktip, por poner un ejemplo, no te protege contra la gonorrea, la tricomoniasis o bien la clamidia. Por otra parte, los andrólogos y sexólogos vacilan de hasta qué punto el adhesivo en que consiste el Jiftip The Diktip quede verdaderamente pegado y actúe como barrera para que el semen no salga al exterior al acabar la relación íntima.

Para algunas personas, la excitación y el clímax son más fáciles cuando hay un sentimiento de proximidad emocional con un amante. Para otros, el sexo no requiere amedrentad, pero se enriquece cuando incluye el vínculo sensible. La intimidad puede ser una condición anterior para el sexo o una mejora sexual valiosa. Independientemente de cuánto tiempo haya estado con su amante, e incluso si es solo un tema, estos ejercicios pueden asistirlo a transformarse en un mejor amante al aportar más amedrentad a su relación. Ya antes de tomar una resolución, pueden percibir orientación o bien terapia de pareja. A los novios con problemas le sirve mucho para percatarse de si en verdad podrían marchar en un largo plazo y sobre qué bases, además de prevenir y corregir de manera temprana muchos aspectos de la relación. En otros casos es una asociación de ideas simbólicas, prácticamente siempre y en todo momento inconsciente en el sujeto, lo que le ha conducido a la sustitución del objeto por el fetiche. Los caminos seguidos para establecer estas asociaciones no siempre y en todo momento pueden indicarse con seguridad (el pie es, por servirnos de un ejemplo, un muy antiguo símbolo sexual que aparece ya en el mito, y las pieles deben quizás su papel de fetiche a la asociación con el pelo que recubre el mons veneris). Mas, tampoco este simbolismo semeja ser siempre y en toda circunstancia independiente de acontencimientos sexuales infantiles. Para ejercer un masaje terapéutico no es recomendable utilizar productos cosméticos o bien aceites esenciales salvo que el terapeuta esté entrenado en esos campos. Por el contrario, si se emplea un lubricante se tiende a recurrir a los hipoalérgicos, inodoros y ligeros, como el aceite de semilla de uva. Como humanos estamos habituados a responder a todo lo que nos pasa o nos hacen de manera similar. Comúnmente se diría que pagamos con exactamente la misma moneda. Y aunque es bastante justo, no es lo más inteligente en los temas sensibles. Cuando charlamos con nuestra pareja de la infidelidad, en general, acostumbramos a utilizar expresiones como: Si tú me llegas a ser infiel te mato o bien Si me eres infiel puesto que yo lo seré el doble. Cuando en realidad ambas respuestas están sostienes a una ira temporal.